viernes, 10 de mayo de 2013

Hacer esto más llevadero

Llevo tantos días sin escribir y tengo que contar tantas cosas que no sé ni por donde empezar.

Lo primero confirmar que desde la última que escribí un post, allá por abril, me han dado dos sesiones de quimioterapia más, las cuales he superado sin contratiempos por lo que estoy muy contenta.

El día 29, como cada lunes fui al hospital con Ernesto pero, como cada sesión de quimio, fue diferente porque quedé a desayunar con Carmen, una amiga del cole con la que me he reencontrado y con la que pasé un rato estupendo mientras llegaban los resultados de los análisis para confirmar si me daban la quimioterapia o no. Y la verdad es que haciendo planes paralelos los ciclos de quimioterapia son más llevaderos. Luego, como siempre, la habitación en la que me dieron la medicación se llenó de mis habituales chicas del hospital (Lola y Carmen porque Inma no pudo venir), Frida, Carmen que también vino y mi compañero de aventuras que no se separa de mi y que cada día me demuestra más y más y más.


Quiero aprovechar desde aqui para darle las gracias a Mario, el hijo de Carmen, al que no conozco pero que me recomendó tomar Actimel de Fresa y que aparte de estar muy rico las defensas han subido asi que mil gracias por el consejo.

El día 6 de Mayo ha sido la última sesión que me han dado y también fue especial por la gente que se acercó a estar conmigo. Mi primo Arturo que vive en Málaga había decidido tener el detallazo de pasar unos días conmigo recién llegado de Canadá y después de nuestra cena de primos que tuvimos en honor a su visita (y a la que faltaban primos pero les tuvimos también en forma de llamada telefónica) me di cuenta que hay cosas que no tienen precio y un ratito con la familia te sube las defensas y lo que haga falta.

También se acercó a verme Carlos, mi casi tío, uno de los mejores amigos de mis padres y vecino mío de toda la vida. Y aunque la sangre no es la misma, su familia y él son de las personas que más han sentido mi enfermedad porque para ellos soy una hija, una hermana, una más. Él vino a verme un rato para distraerme, para hablar de todo, para hacerme el día más llevadero...

Y como las cosas de palacio van despacio, y la quimio me la pusieron al final por la tarde, también pudieron pasar parte de mi sesión Frida y sus alocadas historias, y Esther (la madre de Ernesto) que   sí, es mi suegra, pero de esas que molan, que te saca una sonrisa nada más verte, que después de 5 años es una segunda madre y que espero que cuando pasen los años me siga cayendo tan bien (méritos hace que me trata como una hija y me hace una paella que me quita el sentío).

Esta vez me pusieron en los sillones que hay en la zona común y pude hablar con otras pacientes que también estaban poniéndose la medicación y comparar impresiones y experiencias, aunque a esto le dedicaré un post más detalladamente.

Y no os puedo contar mucho más acerca de mi día a día. Sigo con mis ratos malos, que trato de solventar con visitas a mi Guada, conversaciones interminables con mis padres, Ernesto, mi hermana...y es que después del boom de información y medicinas y efectos secundarios...hay días que cuesta un montón mirarte al espejo, días que lloras porque sí, días que te das cuenta que esto ya es parte de tu vida...y esos días son los más difíciles de llevar.

Entonces intento tener mi mente y mi cuerpo ocupado al 100%. Ahora estoy centrada en el acontecimiento del año: la boda María y Rubén. Pero aún cuando haces 200 esfuerzos por estar bien y sonreír a todo esto...llegan los momentos de bajón que son inevitables pero que también cansan porque me encantaría mandar al "bajón" ese y a sus colegas bien lejos de aquí.

El otro día planeé con mi madre y mi hermana una tarde de compras en busca del vestido perfecto para la boda...¡Y HASTA EL CORTE INGLÉS ESTÁ EN MI CONTRA! No encontré ni un vestido, pero no que me gustara ni mucho ni poco, es que no encontré nada. Y a pesar de todo, cogí mi ánimo y mi cansancio y me fui con ellos y con mi hermana y mi madre a las Rozas Village. Y de nuevo el mundo me pone a prueba.

Ahí estaba yo, con un vestido que pese al entusiasmo que ponían mi madre y mi hermana no había por donde cogerlo, pesaba una tonelada, me hacía más rechoncha de lo que estoy y para colmo mi peluca empezaba a desvanecerse y ocupaba la mitad de mi frente...y me miré al espejo y me dije "Vamos Olgui, tira pa casa". Sin mencionar el detalle calcetines de deporte y rimmel corrido, vamos que estaba hecha un cuadro.

Y cuando me disponía a comerme un gofre para venirme arriba y olvidar a base de chocolate y calorías que sigo sin vestido para la boda...EL GOFRE ESTABA ASQUEROSO, NADA JUGOSO, HECHO SIN NINGÚN AMOR...y es que hay días que aunque intente hacer que todo esto es más llevadero no puedo luchar más.

Pero como siempre, Marta y mi madre aparecieron para prometerme que lo del vestido lo solucionarán ellas (y llamadme ilusa pero sé que lo harán) y el caballero que siempre salva a la princesa encerrada en su castillo apareció en forma de visita para ver el Real Madrid - Málaga (que Ernesto es romántico pero le encanta el fútbol asi que me tocó ver el partido).

Pero sin duda alguna lo que me hizo volver a encontrarme bien fue la larga conversación telefónica del jueves por la mañana con mi amiga Paula maldiciendo al mundo y sobre todo riéndome a más no poder de mi imagen con el vestido y la peluca cayendo. Porque ella me dio la clave mientras se reía conmigo y fue que ME ENTENDÍA PERFECTAMENTE y eso me hacía sentirme bien porque me hacía verme como la de siempre.

Hay días más fáciles, otros más difíciles. Simplemente de trata de hacer esto más llevadero...



10 comentarios:

  1. Hola Olga me encanta tu blog, me sirve mucho de ayuda porque yo estoy igual que tu, 25 años y cancer de mama, pero también me voy a poner bien!! xD, aunque con el calor que está haciendo la peluca se me hace insoportable, como se me vaya la oya saldré a la calle calvita xD.
    Decirte que animo, que suerte y que gracias por tu blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ánimo chicas!!! Vosotras podéis!! Desde aquí todo el ánimo del mundo

      Eliminar
  2. Me alegra un montón el poder leerte de nuevo.
    Guerra al Corte Inglés (solo si tu me lo pides)
    CMT

    ResponderEliminar
  3. Qué alegría leerte de nuevo Olga!!!, te entiendo perfectamente con lo del vestido, mira que yo me encontré tu blog buscando modelitos de vestidos para una boda que tengo mañana, si si, mañana a las 12:30 h, y hoy viernes siendo las 19:49 horas, todavía sigo sin él... No He encontrado nada de nada, así que he decidido "aliarme" a la piña y tirar de armario. Pero seguro que tú encuentras uno IDEAL, por cierto, pásate por Rosa Clará, tiene vestidos de fiesta muuy bonitos y bastante bien de precio, que una amiga no se casa todos los días...
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Me uno a la alegría del resto por volver a leerte :) Fíjate qué cosas, desde la última vez que escribiste hasta ahora ya llevas dos sesiones más de quimioterapia. El tiempo pasa volando, y ya verás que tu enfermedad también. Tengo muchas ganas de leer ese post en el que nos cuentes que has logrado cumplir tu promesa.
    Te mando un abrazo bien grande para esos días de bajón. Ánimo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola niña Linda:
      Ya era hora de que escribieras, estamos todos moscas, ¿qué habrá
      pasado con Olgui?
      Bueno lo importante es que te han podido dar las sesiones y
      que te encuentras bastante bien, no tienes fiebre, no vomias,me imagino que estarás un poquito cansada, pero de momento vas de maravilla.
      Yo sigo poniendo mis velitas y veo que van funcionando.
      Mira lo del vestido a mí me ha pasado un montón de veces,
      hace 2 fnes de semana tuve una comida y tiré de fondo de armario, vestio negro liso de gasa y listo.
      No me veía con nada, y la verdad luego pensé !Qué bien me he ahorado un montón de pasta!
      Pero seguro que encuentras algo para ponerte, tú por lo que
      he podido ver en las fotos tienes mucho estilo, y te pongas
      lo que te pongas te quedará bien, tanto si es de fondo de armario como si es nuevo.
      Mira lo de los días de bajón es normal, pero aprovecha estos días soleados y que no hace calor y pasea, distraete, como te he comentado el tener el coco entretenido es importantísimo, pero no sólo para tí sino para todos.
      Nosotros ahora tenemos poco trabajo con esto de la crisis, yo me voy a andar con mi paquito todos los días que podemos, trabajo en casa, tengo la oficina en mi chalecito, imaginate la mayor parte de los días no llama nadie ni suena el teléfono, así que me distraigo como puedo, camino, leo,me he vuelto más limpia y ordenada que nunca ja,ja,ja...pues tú lo mismo.
      Un beso muy gordo y no nos abandones tanto tiempo.



      Eliminar
  5. Hola Olga: Me llamo Javier, no me conoces, soy compañero y me siento amigo de tu madre y de tu tía. Hoy me he enterado de lo tuyo y te he buscado en internet. Desde luego "te prometo que me voy a poner bien" merece un copyright, pero sobre todo un fuerte estímulo y un gran agradecimiento de los que puedan leerlo. Ya has vivido, como te habrán dicho mil veces, doctores incluidos, la experiencia de tu madre. Se me ocurre decirte: tenlo presente, aunque desde luego no es necesario, ¿cómo se te va a olvidar? Yo me acuerdo mucho y cuando familiares de sangre, como dices tú, comentamos este tema del cáncer, del que todos tenemos vivencias, siempre pongo a tu madre por ejemplo. Nunca hay que perder la esperanza. Otro ejemplo una sobrina mía, Gema, tiene una amiga, María, que ha tenido una niña preciosa, con 30 años, después de -y durante- sesiones estupendas de quimio, radio y hasta trasplante de médula. Es decir la vida busca camino y sale adelante, incluso cuando nadie "sensato e inteligente" crea en ello. Bueno, que me enrollo: mucho ánimo y un fuerte abrazo. Estaremos pendientes, por lo menos hasta que tu madre sea abuela. Un beso, Javier

    ResponderEliminar
  6. Hola sobri, esta visto que no me cojes el móvil. Celebro que esta nueva sesión haya ido bien de momento y que lleves una vida tan movida, eres un poco pilla, como tienes escusa no paras en casa. Ya hablamos y acuérdate, esto puede suponer tu primer libro. Sigue con ello. Besos. Pepe.

    ResponderEliminar
  7. Estas guapisisma en la foto, asi que lo que te pongoas lo luciras impecable, seguro, hay dias que no nos vemos con nada pero son dias.

    Besos

    ResponderEliminar